>Limites de ser padres

>Te di la vida, pero no puedo vivirla por ti. Puedo enseñarte muchas cosas, pero no obligarte a aprender. Puedo dirigirte, pero no responsabilizarme por lo que haces. Puedo instruirte en lo malo y lo bueno, pero no decidir por ti. Puedo darte amor, pero no puedo obligarte a aceptarlo. Puedo enseñarte a compartir, pero no puedo forzarte a hacerlo. Puedo hablarte de respeto, pero no puedo exigirte que seas respetuoso. Puedo aconsejarte sobre las buenas amistades, pero no escogértelas. Puedo educarte sobre el sexo, pero no puedo mantenerte puro. Puedo amonestarte en cuanto al pecado, pero no hacerte una persona moral. Puedo explicarte cómo vivir, pero no darte vida eterna. Puedes estar seguro que me esforzaré hasta el máximo por darte lo mejor porque te quiero, pero lo que hagas de tu vida dependerá de ti. Aun cuando siempre esté junto a ti, las decisiones las tomarás tú. Solo le pido a la vida que te ilumine para que tomes las correctas. Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama- (San Agustín).

Anuncios

Acerca de psicoandres

Me interesa el intercambio de documentos de psicologia en todas sus areas.
Esta entrada fue publicada en Articulos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s